martes, agosto 22, 2006

Hay que tener EOS

Me enamoré! Es un amor viciado e imposible aunque ella tenga su precio, como todas. Es una negrita, pero no es africana, ni gringa, ni europea. Es japonesa! Si fuese mía, saldríamos siempre juntos, de vacaciones o al campo, la tendría siempre colgada del cuello o en mi mano, y pasaría muchos ratos de intensa concentración apoyando mi ojo y mis manos en sus protuberancias y orificios; mi nariz estaría siempre pegada a sus espaldas. La mostraría a mis amigos, pero a diferencia de otros, creo que no se la prestaría a nadie, al menos a nadie que no sepa usarla. Sería sólo mía! Y sólo yo gozaría tocándola con las manos.

El sábado, como todos los años, participé del aniversario del Fleming, por un año más de éxito. Hace un tiempo que el hoy Centro Médico Alexander Fleming se cambió con sus petacas de un lado a otro, habiendo tomado precauciones para tener bajo flujo de pacientes durante unos seis meses, y el cambio no se notó en lo absoluto. Ese sábado nublado puse el hombro con todos para trasladar los ataúdes cardexes de Néstor, las frágiles pipetas y placas Petri del laboratorio, los diversos cachureos que durante tantos años solemos acumular cuando no nos movemos. Si no me creen, miren sus cajones o su ropero. Visiten mi habitación de la casa paterna.

En fin, no era de esto de lo que quería hablar. Con motivo de este pequeño festejo se reunió lo que internamente se conoce como La Familia Fleming en uno de los centros de eventos que se encuentran en toda ciudad que se precie de serlo. Uno de los amigos, Ramiro, trajo su cámara, una Canon EOS 350D… mi sistema de salivación se volvió loco, y no cuando trajeron las parilladas, sino que cuando Ramiro, que estaba sentado al lado mío, puso su instrumento encima de la mesa (por favor, me refiero a la cámara, mentes sucias que son). Rápidamente tiré las manos, tímidamente primero, con algo más de confianza después, y luego me la eché al pecho (la cámara) y me puse a sacar algunas fotos, con timidez.


Fue extraño sentir el chasquear de las cortinillas sin el acompañamiento del ruidito que hacen los motores de mi vieja EOS 300, al arrastrar la película. Era más chica que la mía, y casi tan pesada. Mucho más sensible, y mucho más veloz. Al poco andar me metí dentro, bucee por los menús como un improvisado Cousteau fotográfico, me puse a jugar con los filtros y dejé en blanco y negro. Un poco más allá, cambié del clásico ISO 400 al más sensible ISO 1600… y vamos tirando fotos. Y sin flash, que para eso era el 1600; sólo con la luz de las mortecinas ampolletas que pendían del techo como unos cilindros polvorientos y art-decó. Igual que en Rancagua.

Después salió – de alguna parte – una peluca que se paseó por varias cabezas (cráneos, debería decir) mientras que yo, que en ese momento me había apoderado de la cámara, acribillaba al empelucado del momento: era como tener una Uzi que en vez de tirar balas tirase fotos. Claclaclaclaclaclaclaclaclaclaclaclaclaclaclaclaclaclac! Y en un periquete doce o quince fotos. Del montón de fotos, borré una buena cantidad pero quedaron las mejores, las más espontáneas, las risas del empelucado, las risas del resto, los cantos del fin de juerga y unas en blanco y negro que tenían un aire bohemio que ya se lo quisiera cualquiera de los personajillos faranduleros que viven de la faramalla diarera y copuchenta.


Fueron tantos los disparos con los que ametrallé a los concurrrentes, camuflado como guerrillero fotográfico en las risas y oculto por las espaldas de alguien que pudiera servir de improvisado biombo, saltando de un escondrijo a otro para capturar a quienes estaban siempre pendientes de la cámara y poderlos sorprender en una sonrisa despreocupada, que si la cámara no hubiera sido digital seguramente hubiera tenido que cambiar de rollo varias veces (con la consiguiente disminución del volumen de mi bolsillo)… en fin, todo el cacho usual de ir a Kodak y dejar que te roben revelen tus fotos.

En cambio pude sacar tantas fotos como quise, quedarme con las mejores, repetir las tomas que salieron mal, experimentar con la fotografía blanco y negro, tomar fotos con poca luz ambiente y quedar con un terrible dolor de brazo, de tanto tenerla pegada a mi mejilla en un inesperado romance, breve pero intenso.

miércoles, agosto 02, 2006

The Eraser
Thom Yorke

The Eraser es un álbum solista de Thom Yorke, lanzado en Julio 2006 por XL Recordings. El 11 de mayo, Yorke posteó un link a www.theeraser.net en Dead Air Space, el blog que mantiene Radiohead en su sitio web oficial. Unos días después Yorke anunció el disco a los sitios web de los fanáticos. Debutó #3 en las listas del Reino Unido, #2 en la 200 de Billboard, algunas listas canadienses y australianas. De momento debe ir por las 150.000 copias vendidas, nada de mal negocio.

El disco lo produce Nigel Goodrich, contiene canciones compuestas e interpretadas por Yorke, con las apariciones ilustres de los otros Radioheads, tiene una portada de Stanley Downwood - como todos los discos de Radiohead. El álbum completo se filtró a Internet a fines de mayo, y desde entonces que lo vengo oyendo. Lo bajé, claro; acá en Rancagua es más fácil encontrar lo último del Cachalote de Rancagua que lo último de Thom Yorke.

Lo último de Yorke es un disco de ritmos electrónicos, y si hubo quienes pensaron que Kid A era lo más electrónico que podía salir de su mente, se equivocaron. The Eraser es un disco electrónico, sin ser dance ni ambient; no tiene ritmos punchi-punchi-punchi, ni gritos raperos, ni tampoco está pensado para relajar al oyente. No está tan lejos de Radiohead, ya que algunas canciones que no quedaron en el último disco del grupo, fueron usadas por el solista en el suyo; en algunas canciones las guitarras de Jonny Greenwood son fácilmente identificables, y en otras suenan los instrumentos que sólo Jonny toca; parece que tanto el baterista como el bajista del grupo hacen sus aportes en las sesiones de The Eraser.

Quiero destacar dos canciones. Una de ellas, Harrowdon Hill, toma su nombre de un lugar en Oxfordshire, recordado por ser el lugar donde se encontró el 2003 el cadáver del científico del Ministerio de Defensa británico, David Kelly, experto en armas biológicas, muerto por suicidio (dicen - hay muchas teorías que demuestran lo contrario). Los informes que presentó en la Cámara de los Comunes presentaban evidencia que ponía en duda la posesión de armas de destrucción masiva por parte de Saddam Hussein, lo que fuera la justificación oficial del gobierno del Reino Unido para acompañar a los gringos en la invasión a Irak. Una canción rabiosa, en opinión de su autor.

La otra canción, Black Swan, es la única canción que data de las sesiones de Kid A, y está compuesta por los samples provenientes de la misma librería de esas sesiones; aparece en la futura película de Richard Linklater, A Scanner Darkly, musicalizando los créditos.

TRACKS
1. "The Eraser" – 4:55
2. "Analyse" – 4:02
3. "The Clock"– 4:13
4. "Black Swan" – 4:49
5. "Skip Divided" – 3:35
6. "Atoms for Peace" – 5:13
7. "And It Rained All Night" – 4:15
8. "Harrowdown Hill" – 4:38
9. "Cymbal Rush" – 5:15

Veinte finezas finesas

La República de Finlandia, o Finlandia, es un país nórdico miembro de la Unión Europea (UE). Bordeado por el Mar Báltico al sudoeste, el Golfo de Finlandia al sudeste y el Golfo de Botnia al Oeste, hace frontera con Suecia, Noruega y Rusia. Para quienes estamos de este lado del mundo puede parecer un país muy lejano, muy frío, lleno de raras costumbres.

1. Campeonato mundial de llevar a cuestas a la mujer: Todos los años se celebra este campeonato. Son 250 metros de obstáculos, incluido un foso con agua, llevando a la mujer a la espalda. Si la dejas caer, perdiste. ¿El premio? Tu peso en cerveza.

2. Día del dormilón: Tradicionalmente, la última persona de la familia en levantarse es arrojada a un río o al mar en el Día del Dormilón, el 27 de Julio.

3. Torneo de sudor: deporte típico en Finlandia. Varias personas compiten en el interior de un sauna, calentándola cada vez más y más, hasta que sólo queda una. Ese gana.

4. Bosques y lagos: las dos terceras partes del país son bosques (la proporción más alta de cualquier país). El resto está cubierto por lagos (más de 200.000). No me extraña que su población no sea mayor a 5 millones de habitantes.

5. Concurso internacional de guitarra de aire: Todos los años se celebra este concurso en Oulu. Se trata de tocar una guitarra lo mejor posible. ¿Lo original? Que la guitarra es... imaginaria.

6. El Pato Donald (Akku Ankka): Según una leyenda urbana en 1977 se prohibió la venta de los comics de este hiperventilado simpático pato porque ¡no llevaba pantalones! ¿La realidad? Los políticos decidieron que ya estaba bien de gastar el dinero de los contribuyentes en que las bibliotecas tuvieran al día la colección de comics del Pato Donald.

7. Teléfonos móviles: El país de Nokia es el que mayor porcentaje de usuarios de celulares tiene. Más de un 95% de la población posee al menos uno.

8. Abrazos: Los fineses no son muy dados a demostrar sentimientos en grupo (a no ser que haya copete por medio). El saludo finlandés estándar es una mirada fija al infinito.

9. Saunas: Uno de los símbolos del país. Hay una sauna por cada 3 habitantes. Los arqueólogos han encontrado restos de saunas que databan de antes de Cristo.

10. Idioma: El finés es uno de los idiomas más difíciles del mundo. Ese puede ser un motivo de por qué la mayoría de los fineses hablen inglés. Además tienen la palabra más larga del mundo: lentokonesuihku-turbiinimoottoriapumekaanikkoal-iupseerioppilas, una graduación en las fuerzas aéreas finlandesas. ¿De qué porte será el carnet que acredita esta graduación?

11. Hielo: Los fineses tienen que, literalmente, romper el hielo en invierno si quieren salir del país en barco. Actualmente Finlandia es uno de los principales constructores de rompehielos del mundo.

12. Hombre más joven e ganar una medalla olímpica: Toni Nieminen ganó la medalla de oro en la categoría de “Salto de esquí” en los Juegos Olímpicos de Invierno en Francia 1992. Tenía 16 años.

13. Señales en la carretera: Como el país es bilingüe (sus dos lenguas oficiales son el finés y el sueco) en las carreteras, tienen las señales en ambos idiomas. Por ejemplo: Helsinki (finés) - Helsingfors (sueco); Oulu (finés) - Uleaborg(sueco).

14. Igualdad: Finlandia fue el segundo país en permitir el foto femenino. Además en 1907 fue el primer país en permitir que las mujeres fueran parlamentarias.

15. Navidades: Los fineses no tienen que esperar a Navidad para abrir los regalos. Lo hacen en vísperas de Navidad.

16. Certificado de manejo de computadoras: Finlandia introdujo este certificado en 1998. Hoy en día 140 países reconocen este certificado de conocimientos en informática.

17. Alcohol: A los fineses les gusta beber más de la cuenta. Por 2 veces en el último siglo, se vetó la venta de alcohol en el país. Actualmente la venta de alcohol es un monopolio del estado.

18. Rubias: Finlandia tiene la más alta proporción de rubias que ningún otro país.

19. Aurora Boreal: Otro de los símbolos de Finlandia; en finés se conoce como revontulet.

20. Seguridad: A pesar de las excentricidades Finlandia es el país menos corrupto y más democrático del mundo.

[Vía Mirror]