lunes, julio 03, 2006

Neoidiotas

Como si no bastara con la idiotez cotidiana, la prensa le abre los brazos y el corazón a unos delincuentes que se hacen llamar “neo nazis”, sin tener idea que si Hitler, Goering, Goebbels, Hess, Eischmann, Bormann, Himmler y Mendele todavía vivieran, ya los habrían enviado a todos a las cámaras de gas de Polonia, por mestizos, por morenitos, por bajitos, por no hablar ni una gota de alemán, por débiles mentales. Curiosamente, estos personajes vienen de lo más hondo de lo criollo: Pudahuel, Cerrillos, Quinta Normal, Maipú, Puente Alto, Huechuraba, Conchalí. Bien arios los barrios.

Es difícil saber qué profunda carencia afectiva o intelectual (aparte de la ignorancia y la pobreza) a estos jóvenes les hace abrazar el credo nazi de odio, discriminación, racismo y violencia; un credo cuyos fundamentos son además especialmente estúpidos considerando que toda América está hecha de la fusión de pueblos originarios con incontables inmigrantes llegados desde todo el planeta: genéticamente, el pueblo de Chile está hecho de mapuches y andaluces, los que a su vez son medio árabes y con mucha sangre de judíos conversos entre medio, todo sazonado con las variadas etnias europeas del sur y del norte que llegaron al nuevo mundo en el siglo 19. ¿Puro, me dijo?