martes, marzo 14, 2006

No puedo hacer si me miran!

¿Cuántas veces no se ha oído en las películas el comentario gracioso no puedo hacer si me miran, sobre todo cuando el protagonista tiene que orinar en una situación o lugar extraño? Pues el hotel Sofitel Queenstown de Nueva Zelandia parece haberse inspirado en ella: tiene unos baños con urinarios de diseño y seis fotos en tamaño natural, directamente detrás, de guapas modelos que tienen una vista privilegiada de la acción, y que hace que algunos de los orinantes no puedan debido a tener tantos pares de ojos mirando.