domingo, febrero 05, 2006

Vacaciones

Llevo apenas dos días de vacaciones y me he dedicado a dormir, a dormir como un bendito. Lo que puede considerarse una terrible carencia (no tener a nadie disponible para salir a tomarse un trago y conversar) me ha jugado a favor, porque de no ser así, estaría empezando más cansado las vacaciones que saqué para descansar.

Por diversas razones tengo pocos días, exageradamente pocos; tal vez de no haber hecho algunos malos cálculos tendría unos pocos días adicionales, que no creo hubieran marcado la diferencia: tampoco podría habérmelos tomado. Por ello no debo perder tiempo y organizarme, para aprovechar la semana en hacer cosas que tengo postergadas hace un tiempo.

No digo hacer las cosas que quiero, porque obviamente no me va a alcanzar el tiempo. Más de alguien me ha preguntado si voy a salir, y dónde, si pienso hacer algo... claro que pienso hacer algo, y que me gustaría salir. Pero salir solo me parece una perspectiva aburridísima, y con el poco tiempo que tengo disponible, creo que terminaría cansado.
He aquí una lista con las cosas que quisiera hacer en esta semanita:
  • Cortarme el pelo, que no ve tijera en harto tiempo y empieza a despertar antes que yo, y me hace parecer un saiyayin.
  • Pulir unos artículos para los siguientes TauZero: superconductores, calendarios. Reseñar (o empezar a hacerlo): Criptonomicon, El paralaje Neanderthal, Vitales, La Ley del Amor, Chile 2010, Primos Hermanos.
  • Empezar a escribir algunas contribuciones para Calabozo: Ironwolf, Give me liberty, Hellboy, JLA earth 2, Watchmen y alguno que otro Elseworld.
  • Darle una lijadita a uno de mis cuentos.
  • Ir a visitar a Carlos a San Carlos, si es que el plan llegara a cuajar.
  • Incursionar nuevamente en la cocina, ya que en el depa tanto el calor como el hastío y el cansancio me obligan a evitar la cocina, manteniéndome en la linea de las verduras blanqueadas, fideos de arroz, salmón ahumado y eventualmente un salteo más en serio con carne, hongos y verduras blanqueadas.
  • Ir a Santiago a comprar algunos cómics, que me quedó el gusto a poco cuando fui a la feria del libro en Noviembre.
  • Comprar un par de zapatos, si es que encuentro algo de mi gusto, sino tendrán que ser las acostumbradas zapatillas de trekking, salvadoras en muchas circunstancias.
  • Grabar algunos cds de mp3 que tengo acumulados en el disco duro del computador: hay no más de 130MB libres, lo justo y necesario para que Windows pueda paginar.
  • Ordenar los malditos comics que deben llevar un año y medio en el total y más absoluto desorden, desde que yo mismo alteré el orden en que los había puesto.
He hecho una lista algo ambiciosa, pero hay algunas cosas que son perfectamente abordables en este breve espacio de tiempo que dedicaré al más puro y absoluto ocio.