viernes, febrero 03, 2006

MBA

Hace dos semanas que me llegó un mail avisando que me habían aceptado la postulación al MBA de la Universidad de Talca. Es una de las puertas que se abren para escapar del vergel al sur de la capital que es Rancagua. En 18 meses más podré abrir las alas, dándoles la envergadura de un albatros y salir volando del paraíso en la tierra. Volveré a ser estudiante! Después de casi dos años de perder el status de estudiante, lo recuperaré, esta vez como estudiante de la Universidad de Talca.

Recuerdo una de las últimas frases de mi profesor patrocinante, Luis Morán: "(...) y espero que regrese a estudiar!" Claaaaaaro, dije para mis adentros. La idea no era regresar a estudiar al DIE de la Facultad, sino que seguir estudiando algo más allá. Nunca con la idea de terminar haciendo un doctorado interminable para ser profesor de la facultad. Sin embargo, por lo que sé, puede que desde este MBA haya oportunidad de continuar haciendo un doctorado; mi viejo, como es dado a soñar, y a adelantarse mucho a las cosas (saca los 1200, saca los 1200 para el peaje 5-6 kilómetros antes), anda medio entusiasmado con la idea; ni que lo fuera a hacer él!

Recuerdo algo de Shögun: Mariko-san le decía siempre a Blackthorne que esperara, que fuera paciente, que compartimentara la mente y que atendiera un asunto a la vez. Cuando termine o esté por terminar el postgrado, abriré ese compartimento y veré que pasa. Aún ni empiezo a asistir a clases, y debo terminarlo antes de pensar en doctorados... y quién sabe qué pase a futuro?