lunes, febrero 06, 2006

Instrucciones para salvar el odio eternamente

De Rodolfo Serrano, con música de Ismael Serrano. De La Memoria de los Peces.

Si ella se va no la perdones./Si te deja cultiva bien tu odio./Nunca seas generoso en olvido, si ella se va./Si te deja no digas adiós/o Qué vamos a hacerle, no pidas perdón./No repases vuestras fotos/y, mirándole a los ojos,/regálale eterno tu odio.

Si ella se va no trates nunca de entenderla./Maldice sus pasos./Nunca creas sus despedidas, sus promesas, su explicación./Y provoca llanto y dolor,/que queme su conciencia como el sol,/que el adiós le corte como una cuchilla./No te confundas, ella es la asesina.

Porque cuando ella se va/alguien la esperará en la esquina./En otros brazos reirá con otras mentiras,/dirá Te amo, cuanto tiempo te he estado esperando./Y te olvidará, todo habrá muerto,/y aquel otoño nunca habrá sido vuestro./Para qué mentir, que ella se lleve,/aunque dure poco, tu odio para siempre.