lunes, noviembre 14, 2005

Mueble

Después de pasar por la Feria del Libro, donde obviamente me hice de algunos, que todavía no leo, me di cuenta de que me estaba quedando corto de espacio para apilar tanto libro que espera a ser leído. Ya el velador no tenía mucho espacio para seguir apliando libros, y los que había comprado en la feria estaban descansando sobre el mesón de la cocina, la única otra estructura horizontal –aparte del suelo– que me permitía reposar libros.

Por ello tomé la decisión de comprarme un librero. No hice caso de la sugerencia del viejo de apilarlos contra la esquina de dos paredes (¿cómo se le habrá ocurrido algo tan bizantino?). Así que un lunes me bajé antes, entré al Sodimac y me compré un librero.

Hice algo de investigación previa, como por ejemplo materiales (nunca se va a encontrar un librero, con las dimensiones de que compré, de madera sólida, y que además sea barato), colores, tamaños. Me gustó mucho uno de 160 x 120 x 36 cm. Era caro, eso sí, y para mi minúscula sala de estar/cocina y hoy /biblioteca me pareció exageradamente grande.

Consideré uno como el de Mundaca, que pude ver de pasada la primera vez que fui a su depa. No muy alto, pongamos 120 x 40 x 30 cm. En vivo y en directo resultó mucho más chico de lo que pensaba… El que terminé comprando era uno de 180 x 60 x 36 cm, con el que dije que tendría de sobra. Ay! sigo pecando de ingenuo.

Llegué a casa, y me dispuse a armar el estante, y coloqué el equipo, el dvd, los discos, los libros… y de repente el estante se llenó. Yo que pensaba que me sobraría espacio como para traerme los libros de la universidad de la casa, termino de ordenar y me doy cuenta de que necesitaría otro estante, del mismo calibre. Y eso como para empezar, nada más.

Pero así, como estoy, va bien, se me descongestionó el depa, se me ordenó el espacio, y me deja un ambiente mucho más familiar: libros ordenados en estantes, y no apilados encima de un velador. O sobre el suelo, en una esquina. A ver cuánto dura! Porque si algo es seguro es que los libros seguirán llegando con el tiempo.