lunes, noviembre 14, 2005

MBA

Finalmente postulé. Recolecté los documentos necesarios para postular. Los entregué y sólo queda esperar la resolución, que espero sea favorable. De serlo, empezaría en marzo 2006, hasta septiembre 2007. Entonces tendré más años de experiencia, más vida, y con el MBA tal vez mayor envergadura para poder volar de acá.

Había averiguado, y entre los MBA de las universidades con mucho prestigio (olvidémonos de Harvard o del MIT, está eso tan lejano como que yo me compre un auto que no sea un supositorio de camión sin quedar en la calle) el que tenía requerimientos más bajos de postulación, asociados a una buena posición en el ranking nacional, asociados a una conveniente ubicación geográfica, asociados a una posibilidad cierta de acceder a un convenio de doble titulación era el de la Universidad de Talca.

Claro, tenía mis dudas, y obviamente quería aclararlas antes de hacer ningún movimiento. Concerté una cita, inicialmente con el director del postgrado, pero en su lugar me entrevisté largo rato con la coordinadora del programa. Conversamos mucho, aclaré 95% de las dudas (el 5% restante podrían clasificar en “existenciales”), recibí folletos y formularios de inscripción.

Aprovechando que tenía que retirar mi concentración de notas de la universidad, me fui a Conce. En la siguiente semana, reuní los papeles restantes y me hice acompañar por Ella, la de los ojos azules, a entregar los documentos… personalmente. Pensé que era lo mejor, tanto para causar una mejor impresión en la coordinadora como para asegurarme de que los papeles alcanzarían su destino sin problemas.

Creí que esta intención se terminaría frustrando, pero no fue así; aunque en un instante la coordinadora no estaba en la oficina, y la secre no tenía idea de nada (no sé donde está, no sé si regresa, y si lo hace no sé cuándo). Mientras decidía si esperar o entregar los papeles y partir, apareció la coordinadora. Entregué mis papeles, y me dijo entregas en un muy buen momento. Después supe que a partir de noviembre la PSU pasa a ser prioridad en las universidades. Tal vez el resto de los postulantes se presenten antes de marzo, pero después de diciembre. Como sea, espero que todo salga (esta vez sí) como quiero. Qusiera.