domingo, agosto 28, 2005

Pollo a la sal

No sé que tan apto sea este plato para los hipertensos, pero la verdad es que lo único con exceso de sal es el nombre. Hace muchos años, en casa de una compañera de curso, creo que aún en los ’90, preparé algo por el estilo. Pero fue recién hace uno o dos años que pude prepararlo como pensaba que debía hacerse, en casa de la ex.

Ingredientes
Pollo, según el gusto y número de comensales
Sal marina
Sal fina
Especies al gusto
Opcionales: aceite de oliva, vino blanco

Utensilios
La bandeja del horno

Antes de empezar, encender el horno, extender la sal marina sobre la bandeja formando una cama.

Preparación básica (con pocos medios): Extender las presas de pollo sobre la cama de sal, salar o salpimentar el pollo. Llevar al horno a fuego máximo por una hora y servir. Esta fue de las primeras preparaciones, ajustadas a un presupuesto de estudiante y a la inexperiencia.

Preparación soñada (con varios medios): preprarar una marinada con el vino blanco, el aceite de oliva, pimienta negra molida, ajo rallado y un poco de curry y merquén. Bañar por una hora u hora y media el pollo en esta preparación. Nótese que no se ha salado aún el pollo! Después de este tiempo, extender las presas de pollo sobre la cama de sal, espolvorear con curry y sal fina, llevar al horno. Reservar la marinada e ir rociándola de vez en cuando sobre el pollo. Después de una hora, apagar el horno y dejar reposar por 10 minutos.


Ambas preparaciones pueden servirse con lo que sea, desde una ensalada sencilla, pastas o el puré aromatizado con ajo.