viernes, julio 29, 2005

La plateada de don Tinto

En el número 157 de The Clinic del 21 de Julio, en la página 37, al pie de la sección Los Pataches de don Tinto, llamada La Guinda de la Torta, leí lo siguiente:
Al final de la Carretera del Cobre, de Rancagua hacia la cordillera, en el control de Maitenes, hay un kiosco que no tiene mucha pinta pero vende buenos sánguches. Le recomiendo que se pida una mechada palta. Viene en tremendo pan amasado, y si anda corto de billete, perfectamente se puede compartir con un socio.
Para hacer el cuento corto, como anduve por esos lados, probé a ver si don Tinto era de verdad o sólo un cuento. Por respuesta muestro las fotos.

Palta en trozos, no molidaAquí se puede comparar con el tamaño de un CD