viernes, marzo 04, 2005

El reemplazante de verano

"No hacer absolutamente nada es la cosa más difícil e intelectual del mundo."
Oscar Wilde
El mes de Enero fue algo movido, pues algunas cosas quedaban en el tintero, estaba el jefe que orientaba el camino a seguir, había que mantener ocupada a nuestra estudiante en práctica, hubo alguna que otra novedad en el suministro. Pero febrero! Un vaso de aceite. El jefe subrogante que tenemos viene un rato un par de veces por semana, y es de aquellos que piensa mil veces antes de tomar una decisión, por lo que cuesta definir rápidamente cualquier cosa que se presente. De hecho, ya le encontró una objeción a mi forma calcular el consumo de energía, ya que para él, TODAS las facturas de energía, sin excepción, se basan en la lectura anterior y la lectura actual.

Este método no es exacto, pues los intervalos de lectura no son regulares, ergo, no son exactos. Además es más engorroso: tendría que ir de medidor en medidor (que no es tanto, son tres ubicaciones, unas más cercanas que otras) acompañado por alguien de Pacific Hydro, y hacer juntos la lectura. Según el jefe (s) no importa lo irregular de los periodos porque mes a mes se va compensando el exceso de uno con la carencia del otro.

En opinión del jefe, del jefe de Pacific, y mía, la forma en que yo calculo el consumo es más exacta, ya que permite saber si hubo interrupciones del suministro, elaborar graficos detallados de potencias y energías (que permiten analizar de un vistazo el comportamiento del consumo durante el mes) y lo más importante, el consumo corresponde EXACTAMENTE con el mes correspondiente, ni un instante más, ni un instante menos.

Según el jefe (s) el trabajo que hago debería servir sólo como respaldo a las dichosas lecturas (cuando yo creo que debería ser al revés); dice que las lecturas de dos de los alimentadores no son muy fidedignas, porque los T/P de medida asociados están demasiado sobredimensionados. Esto me parece una preocupación fuera de lugar: no se puede hacer nada al respecto y sólo queda tomar esas medidas con la correspondiente reserva. (Además no creo que sea tanto o tan significativo el error que menciona, es una exagerada impresión, fruto de su forma de ser.)

Desde otro punto de vista, si la lectura se hacía según el método lectura actual - lectura anterior = consumo del mes puede ser porque antes los medidores no permitían la interrogación remota, así era menester tomar la lectura físicamente mientras que hoy se permite una lectura mucho más ceñida al periodo que corresponde facturar, previo un pequeño calculillo, y en forma remota además.

Al margen de esto, me he aburrido mucho en febrero (los instantes en la oficina, se entiende); lo que he estado haciendo acá, lo mismo podría haberlo hecho abajo, sin necesidad de madrugar ni llegar aún de noche a trabajar. Creo que eventualmente tendremos que trasladarnos ya sea a Rancagua o al Área Alta, porque al estar en Coya no le va quedando mucha razón de ser. He llegado a esperar la hora de salida para bajar a Rancagua a hacer algo más productivo que hacer casi nada en la oficina.

Entiendo que el jefe le pidió al jefe (s) que me encontrara alguna cosa que hacer en el Área Alta, de eso meses, y hasta el momento nada. Es que le cuesta tanto tomar decisiones... me dijo Patty, que lo conoce hace muchísimo más tiempo que yo. Y es cierto: una vez le mandé un correo consultándole algo, y como no respondió nunca (a pesar que lo leyó al poco rato de enviado), busqué respuesta por otro lado. La respuesta llegó cuando ya no servía de nada (unas dos semanas, creo) y me derivaba a otra persona!

Quedé encargado de cotizar un equipo, emblemático, asesorándome con el jefe (s). Busqué información por algunos lados, y cuando le hice la consulta (en base a los equipos que había investigado) abruptamente me aplicó un freno: que podíamos leer los datos que queremos con algunos equipos existentes, de X parte de la División. ¿Cuáles son? pregunté; Habla con N, me respondió. Y ahí no más quedé, porque N está cotizando equipos nuevos para compra que en todo caso son demasiado para lo que necesitamos, y en caso de que tuviera organizada una visita quedó de llamarme. Así que en este campo, gracias a mi jefe (s), no ha habido avances. No importa, yo sé que las nubes duran un momento y que el sol es para todos los días.