miércoles, octubre 01, 2003

Nada

Estoy poco inspirado para escribir en estos días que corren. La verdad es que no he leído gran cosa, y hasta a mí me aburre hacer una crónica de mis desventuras/aventuras/viajes. Baste decir que he viajado bastante desde mediados de septiembre hasta ahora. Y el viaje ha sido en más de un plano.

El tiempo pasa, y yo no he tenido la suficiente inspiración, o no he tenido el tiempo o la energía para explotar la vena poética que me permita hacer un recuento interesante para leer, que deje de lado las latas y los tiempos muertos, los espacios inconsistentes. Me he ido internando en los terrenos de la memoria, y seguramente me iré internando cada vez en forma más profunda y por más tiempo. Espero cansarme y no desesperarme en el proceso.

He tenido mis días de inspiración, mas no tiempo; he tenido tiempo pero no inspiración. Otras veces me he sentido inspirado pero no tuve tema. Espero en un futuro ir comentando alguno que otro tema, relatando alguna que otra cosa, pegarme una que otra voladura literaria, y romper o resquebrajar esta nada que nada produce, ir tiñendo esta nada con pequeños manchones de algo.